Las 10 baterías que revolucionarán la industria

En 10 años, los teléfonos se han vuelto inteligentes. Una revolución que no todos han podido seguir. Por ejemplo, las baterías. Ir con el cargador a cuestas no es la mejor solución, por eso tanto los centros de investigación como la industria no han cesado en su búsqueda de la fuente de energía perfecta. Durante todo el 2015 se han ido presentando avances que empezarán a salir al mercado a finales de año. Prometen cargas en segundos, más durabilidad y flexibilidad. Incluso se basan en el agua o en el aire para funcionar. ¿Estamos a las puertas de la revolución de las baterías? El noveno Foro Mundial de Almacenamiento Energético, celebrado recientemente en Sidney (Australia), ha recopilado las 10 ideas con mayor potencial para dar lugar a esta transformación.

1. Baterías de estado sólido

Científicos del MIT, en colaboración con Samsung, han descubierto baterías de estado sólido que funcionan mejor que las de ion-litio en velocidad, durabilidad y potencia. Resulta que las de ion-litio se asienta en un líquido electrolito para cargar las partículas entre los dos electrodos y esta sustancia puede ser inflamable, además de degradar el producto, limitando su ciclo de vida. Según el informa del MIT, las nuevas baterías son capaces de cargarse durante cientos de miles de ciclos antes de estropearse. También pueden mejorar entre un 20% y un 30% la densidad energética y no son inflamables, así que encajan a la perfección con los coches eléctricos.

2. ‘Nano-yemas’ con triple capacidad

Científicos del MIT también han creado una batería que triplica la capacidad de las actuales y que puede cargarse completamente en tan sólo seis minutos. Tampoco se degrada tan rápido en el tiempo, por lo cual puede durar más. Los investigadores han creado un electrodo a partir de nanopartículas con una ‘cáscara’ sólida y una ‘yema’ dentro que puede cambiar el tamaño continuamente sin afectar a su envoltorio. La clave de este invento es que su producción es muy asequible y fácilmente escalable.

3. Aluminio-grafito para cargar en un minuto

Un equipo de la Universidad de Stanford ha desarrollado una batería de aluminio-grafito que puede cargar por completo un ‘smartphone’ en tan sólo un minuto. Este material, asimismo, aporta flexibilidad y durabilidad al producto. El único problema, dicen desde de ‘Pocket-Lint’, es que sólo soporta la mitad de la energía que una batería actual de litio.

4. Hasta 14 días de vida

Fuji Pigment ha anunciado la creación de una batería de aluminio-aire con 40 veces más de capacidad que una de ion-litio. El producto, según sus creadores, puede cargarse simplemente al ponerla en contacto con agua, ya sea salada o normal. Y después, le esperan por delante 14 días de vida sin necesidad de recarga. Se espera que la empresa lance los primeros modelos a finales de este 2015 y todo apunta a que primero se centrará en la industria automovilística.

5. Flexibles como un ‘kirigami’

Un equipo de la Universidad Estatal de Arizona se ha inspirado en el ‘kirigami’ (arte japonés del papel recortado) para crear una batería flexible. Con esta innovación, las correas de los relojes inteligentes, por ejemplo, podrían ser las propias baterías. También son ideales para la ropa inteligente que monitoriza la salud del usuario. Aunque el prototipo inicial es algo más grande de lo que debería y menos flexible, los científicos han logrado hacer funcionar un Samsung Gear 2 utilizando una banda flexible con baterías en su interior. El punto fuerte del invento es que se sustenta en una tecnología que ya existe, lo único que cambia es la forma de desarrollarla. Es por ello que podría pasar a fabricarse masivamente sin problemas.

6. El motor: la piel

Utilizando la energía de la fricción, un dispositivo puede obtener electricidad de la piel de una persona. Así se pueden encender 12 bombillas LED con un sólo toque de un dedo. El resultado sería un futuro sin baterías en los ‘wearables’ o en la ropa inteligente.Un electrodo se utiliza para obtener la corriente con un nanofilm de oro. Este material se coloca por debajo de una capa de silicona compuesta por miles de pilares diminutos que ayudan a crear más superficie para el contacto con la piel.

7. Lumopack carga un iPhone 6 en seis minutos

Lumopack es una batería portátil capaz de llenarse en seis minutos lo suficiente como para cargar un iPhone 6 totalmente. Esto es gracias a su carga de 140W, el doble que su competidor más avanzado.
Lyte Systems ya ha puesto a la venta su producto en la plataforma de financiación colectiva Kickstarter y empezará a distribuirlo en el próximo mes de octubre.

8. La batería plegable como el origami

Si en Arizona si habían inspirado en el kirigami, Jenax J.Flex está basada en el ‘origami’ (el arte japonés del plegado de papel). Esta batería, con apariencia de papel duro, puede doblarse sobre sí misma, abriendo un campo nuevo de posibilidades no sólo para los dispositivos ‘vestibles’, sino para las tabletas y la electrónica en general. La batería ya se ha probado con éxito y ha demostrado que puede plegarse hasta 200.000 sin perder rendimiento.

9. uBeam over the air charging

uBeam utiliza ultrasonido para transmitir electricidad. La energía se convierte en ondas de sonido que se transmiten y después se vuelven a convertir en energía cuando llegan al dispositivo. El concepto de uBeam ha sido desarrollado por la astrobióloga Meredith Perry, que fundó la compañía con la ilusión de poder cargar productos a través del aire con un lámina de cinco milímetros de grosor. Para su correcto funcionamiento, necesita transmisores que pueden colocarse en las paredes. Los dispositivos, por su parte, necesitan un fino receptor para poder recibir la carga.

10. Con condensación de agua

Todavía es una investigación inicial, pero científicos del MIT han hallado la forma de obtener energía de la condensación del agua. El dispositivo utiliza finos platos metálicos intercalados para generar potencia del agua condensada en el aire. Las primeras pruebas han logrado producir pequeñas cantidades de 15 picovatios. Sin embargo, esta cifra puede incrementarse fácilmente hasta el microvatios, según el líder del proyecto, Nenad Milijkovic.Con estas cifras, sus usos más indicados se orientarían a abastecer a localizaciones remotas sin electricidad.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies